Facebook Twitter Google +1     Admin

MISS INDEPENDIENTE



Estadisticas
VISITAS A LA PAGINA



*Sólo tú decides tu final*

Temas

Archivos

Enlaces


Del amor al odio , sólo hay un paso...

El amor y el odio están en el mismo continuo dimensional.

Pues sí, ya sabeis todos que el amor y el odio no son contrarios sino que el odio es un tipo de amor, es el dedicar tu tiempo y tus esfuerzos en alguien que te sigue importando con el ánimo de hacerle daño y causarle sufrimiento y por mucho que nos empeñemos en decir que eso ya esta superado, todos sabemos que donde hubo fuego siempre hay cenizas...Y que las heridas del corazón no ciatrizan con la rapidez que nos gustaría.

Estos días he estado analizando a una mujer que sufrió mucho por un hombre, porque éste le engaño después de llevar años juntos con el consiguiente sufrimiento de las respectivas familias. El caso es que tonteaba delante de ella con la otra, se besaba con la otra chica delante de ella e incluso tenía que ver escenas de cortejo diariamente. Lo de poner los cuernos no es la novedad porque está a la orden del día. El caso es que después de lo que ha vivido esta mujer guarda tanto rencor y odio tan mal canalizado que es incapaz de confiar en nadie, ha adoptado un papel victimista y necesitar dañar a los hombres que se le acercan con buenas intenciones y a todo aquel que intente separarle del lado del chico que tanto mal le hizo.

Como entendereis no ha conseguido superar esa herida porque a veces el tiempo no es suficiente y todo ese rencor generado se queda ahí esperando salir por cualquier lado, a veces incluso por donde no debe.

Tanto que decis los hombres de las mujeres, de que no dejamos a un hombre si no tenemos a otro cogido: ¡ Qué mala fama nos poneis!. El mundo está lleno de éstas cosas y hay que conocer y vivir distintas experiencias amorosas hasta encontrar a esa persona que nos haga felices para siempre. A veces, sufres tal shock que nunca llegas a ser como antes.

Yo por ejemplo no soy como antes. A raíz de ciertas cosas vividas, pues me he vuelto insegura, muy muy fría, potegiendo mi autoestima por encima de todo y sobre todo, muy calculadora. No quiero sufrir ni rallarme un minuto por nadie que no sea yo. Soy incapaz de demostrar afecto a las personas de sexo contrario que me interesan y estoy empezando a crearme una coraza protectora de soledad que no me deja avanzar y darme a conocer.

 

Os voy a hablar de un tema curioso que podemos encontrarnos: la alexitimia.

La alexitimia es la incapacidad de expresar y/o sentir emociones que puede ser primaria, con predisposición genética  o  secundaria, que aparecería como secuela de un traumatismo emocional previo muy grave o de una prolongada situación de intenso estrés ( guerras, campos de concentración).. Se trata de un mecanismo de defensa y de negación ante traumas y conflictos.Es mucho más prevalente en los hombres porque el cerebro masculino tiene menos conexionados los dos hemisferios cerebrales por el cuerpo calloso, y el derecho  que controla las emociones está subordinado al izquierdo que controla el lenguaje y el pensamiento abstracto. La alexitimia se caracteriza por incapacidad para reconocer los estados emocionales ajenos, pobreza de sueños y de vida imaginativa, trastornos sexuales, son personas poco habladoras, serias, aburridas y secas . Tienen dificultades para establecer vínculos afectivos.

 

Yo desde mi experiencia recomiendo no volver jamás a estar al lado de gente que nos ha hecho daño porque las cosas siempre quedan grabadas, por mucho que nos empeñemos en decir que no y aunque intentamos arreglarlas de buena fe, no es como empezar de nuevo y desde 0, sino que hay muchas cosas detrás. Si alguien te hace daño, tu cabeza te protege de eso para que no sufras. Es un mecanismo defensivo y mejor alejarnos porque al final, acabas haciendo daño sin quererlo. El cuerpo es sabio y quiere que nuestra mente esté tranquila y no quiere problemas, ni sufrimiento.

Lo mejor es tomar caminos diferentes e intentar recobrar esa seguridad, volver a confiar en nosotros mismos poquito a poco y buscar personas que realmente nos ayuden a superar ese odio para convertirlo en indiferencia y canalizarlo en cosas que no generen más daño.

Al final, siempre pagan los que no tienen que pagar pero es que éstas reacciones defensivas se ven con el tiempo, cuando el cuerpo y nuestra mente ya le ha dado tiempo de procesar todo.Es importante no reabrir las viejas heridas, lo mejor es dar tiempo al tiempo y racionalizar nuestro sufrimiento y expresar abiertamentamente lo que sentimos.

 

Y el blog es una de mis maneras de canalizar todo... y abrir mi esfera afectiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un consejo: que ningún hijo de puta  os de menos de los que os mereceis.

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris