Facebook Twitter Google +1     Admin

MISS INDEPENDIENTE



Estadisticas
VISITAS A LA PAGINA



*Sólo tú decides tu final*

Temas

Archivos

Enlaces


Capítulo Oh my Cat!

Ayer estuve un poco en plan cinéfila. Por fin, me digné a ver "El Silencio de los Corderos" que me había recomendado hace tiempo mi mejor amiga supongo que por aquello de que me encanta la criminología y los perfiles psicológicos y además la protagonista es además estudiante de Psicología.

Me pareció buena aunque luego vi otra película bastante buena también llamada "Diario de un escándalo" que trataba de una profesora que mantiene una relación con un alumno que me intrigó más. No sé porque pero el personaje de la otra profesora que es la narradora en la película me llamaba mucho la atención la atención con esa especie de amor-odio enfermizo. Os la recomiedo si teneis tiempo en Navidades y ganas.

A lo que íbamos: todos me pedis estos días que actualice más frecuentemente la novela porque teneis que esperar demasiado para leer los capítulos. Pues aquí teneis vuestra dosis de mi novela supuestamente erótica.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Era jueves por la tarde. Ernesto me había llamado por si estaba libre para ir a ver la última película de Woody Allen. No es que  me entusiasmara el plan más que nada porque andaba un poco cansada por la reincorporación. Le dije que sí que podía pero estaba un poco desanimada aquella tarde .

Fuimos al cine finalmente y ahí Ernesto estuvo muy cariñoso y educado como era habitual en él últimamente. Me abrió la puerta, me compró palomitas y me comentaba cosas graciosas durante toda la película. Cuando acabó la película le dije que me iba ya a casa, que estaba agotada del día que había tenido y él me acompañó hasta la puerta. Durante unos segundos se quedó quieto esperando no sé si a que le diera un beso de despedida o le dijese algo más. Le dí simplemente dos besos de despedida y me subí directa a la cama. Le escribí un mensaje de buenas noches y le dije que gracias por la invitación. No sé si estaba enfadado o decepcionado o simplemente estaba ocupado porque no contestó. 

Al día siguiente, llegué al trabajo puntual y descansada.  ÉL no había venido todavía a trabajar. Pensé que igual otra vez la historia se repetía. Me puse con los papeles y al rato, oí su voz algo ronca. Lo miré, parecía un zombi con esa cara de sueño.

- Buenos días, parece que por fin ha llegado el Bello durmiente- le piqué.

- Todavía no ha llegado, es sólo un fantasma. Algunos todavía disfrutamos de la vida nocturna- sonrió burlándose.

¿A qué venía eso de  que algunos todavía disfrutaban de la vida nocturna?¿ acaso pensaba que yo me quedaba en casa haciendo punto de cruz los fines de semana?. Me fuí al despacho y allí pasé toda la mañana encrerrada entre papeles.  Cuando salí ya no estaba. Como el día anterior, había emprendido el vuelo rápido supongo que por el cansancio de la noche anterior.

Salí a la calle y fue justo entonces cuando me llamó mi mejor amiga al móvil.

-¿Ya sales de trabajar o te queda aún?- me preguntó nada más descolgar.

-Ya salgo a comer. ¿Te apetece que tomemos algo juntas en algún lado?- sugerí.

- Pues sí. Además, tengo cosas que contarte- me confesó.

-¿Te has echado novio o qué?- le interrogué.

-Mejor- contestó ella dejándome más intrigada todavía con su respuesta.

Quedamos en el restaurante italiano que había al lado del trabajo. Entró con su larga melena rubia algo alborotada, con ojeras y bostezando.

-¿Mucho trabajo ayer en el bar o qué?- le dijé mientras le daba dos besos.

- Más bien después- sonrió pícaramente.

-¿Qué te ha pasado esta noche? ¡¡Menudas ojeras llevas!!- le solté sin compasión.

-Conocí a un chico divertido en el bar y luego me animé y  al final fuí a su casa. He dormido con él.

-¿Te has enamorado?- nos reímos juntas con mi  cotilla preguntita.

- No, pero es muy majo. Igual quedo con él más-dijo ilusionada.

-¿Tienes su número? Aprovecha y escríbele un mensaje divertido para que se acuerde de ti hoy- le animé.

- Es que... no sé me ocurre nada que ponerle. Le quería escribir al whassap que tiene pero acercate y me dices qué le pondrías tú y ya si eso lo envío...

Me puse a su lado y cogió su móvil. Nos metimos a su whatssap y veo que el chico tiene una foto suya de perfil. Ella me lo enseña y me dice que con ese chico estuvo ayer durmiendo.

Se me cae el vaso de cerveza que estoy tomando. Intento parecer tranquila y limpiar el estropicio que he montado pero mi amiga se da cuenta de qué pasa algo. Disimulo diciendo que me he despistado de la emoción y se me ha caído sin querer.

Empieza a escribirle un mensaje todo ilusionada mientras yo intento disimular como si no pasara nada...

--------------------------------------------------------------------------------------------

29/12/2013 15:25. Miss Independiente #. Historia

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris