Facebook Twitter Google +1     Admin

MISS INDEPENDIENTE



Estadisticas
VISITAS A LA PAGINA



*Sólo tú decides tu final*

Temas

Archivos

Enlaces


Una inquietante tarde de primavera...

Podía haber sido un día normal de esos que vas al parque a tomar el aire y despejarte un poco. Mi padre se fue a hacer unos recados que tenía ese día y yo me quede un rato solitaria en el parquecito. Me puse a leer un libro y a los pocos minutos se me acerca un hombre mayor. Parecía muy interesado en saber que estaba leyendo y se me quedó mirando fijamente.

El hombrecillo se me sentó al lado y empezó a contarme su vida. También que que estaba leyendo. En principio, parecía el típico abuelete simpático que te aborda para rememorar hazañas contigo. Pero al final resulto que no.

De repente sin venir a cuento, se me puso a hablar de lo mucho que le gustaban las jovencitas y follar con ellas y lo que les hacía. Yo ya acojonada hice como que tenía prisa y levanté mi culito y corrí como alma en pena huyendo del viejucho verde depravado.

Esto así contado pierde mucho pero aunque han pasado 8 años siempre recordaré aquella manera de correr mía. Y eso que eran las tres de la tarde y era primavera pero los viejos verdes nunca descansan.

Desde entonces ni leo y mucho menos en ningún parque. No lo olvideis. Cualquier sitio es el escondite de un viejo verde degenerado.

Comentarios » Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris